Sandrith y Katherine de 24 y 22 años respectivamente, cumplieron el sueño de cualquier profesional recién graduado: emplearse en una gran empresa y empezar a ganar experiencia en su campo de estudio. Estas dos profesionales en Negocios Internacionales de la UNAB se encuentran radicadas fuera del continente americano, conociendo otras culturas y dejando en alto el nombre de la Universidad.

Sandrith Dayana Galvis Marquez, vive Copenhague, Dinamarca, donde se desempeña como Coordinadora de Proyectos de la empresa Maersk. Antes de llegar al país danés, estuvo durante seis meses en Filipinas como Coordinadora de Proyectos. “Yo me convencí de que quería explorar los diferentes ambientes económicos y fui persistente. Mi formación de pregrado y mis idiomas (inglés y francés) me ayudaron muchísimo. Actualmente estoy aprendiendo Danés”.

Para Galvis Marquez, quien alterna su actual trabajo con los estudios de una maestría en Cadena de Suministros, su formación académica en la UNAB le dio “las normativas y los conceptos básicos para poder trabajar en culturas y contextos internacionales, así como todos los conceptos que uso diariamente en logística y transporte internacional”.

Por su parte Katherine Díaz Parra vive en China y trabaja en el Departamento de Exportaciones de una compañía que abarca el mercado de América Latina, Europa, Medio Oriente y Sudeste de Asiático. “Desde pequeña siempre me gustaron los idiomas y conocer nuevas culturas. Negocios Internacionales reunía esos dos elementos que más me gustan”.

Para ella, lo aprendido en el aula fue pertinente y aterrizado a la realidad con la que se encontró al empezar su etapa laboral. “En la universidad siempre hubo un vínculo entre la parte teórica y práctica, como por ejemplo con el manejo de softwares con los que adquirimos habilidades que hoy estoy aplicando en el área de exportaciones y en otras áreas de la empresa. Desde la dirección de Negocios Internacionales siempre nos recalcaron la importancia del idioma inglés y de aprender un tercer o un cuarto idioma, y esa es una de las cosas que me ha ayudado a desempeñarme en el puesto que estoy actualmente”.

“Las personas que están fuera del país es porque tomaron el riesgo de ir a hacer movilidad ya sea para doble titulación o como opción de grado. Desde el primer día de clases les decimos que tienen que volar y tomar riesgos”, precisó María del Pilar Isidro Villamizar, directora del Programa de Negocios Internacionales de la UNAB.

Actualmente este programa acaba de actualizar su currículo con el propósito de seguir vigentes y pertinentes con la cambiante realidad del mercado mundial. “Estamos enseñando a los estudiantes las oportunidades que tienen en Asia y Europa, el programa no está direccionado para mostrar lo que hay en Estados Unidos, eso nos ha permitido que el estudiante vea un poco más allá”, agregó Isidro Villamizar.

A cientos de kilómetros de su hogar, estas jóvenes consideran que los nuevos profesionales deben prepararse y arriesgarse para encontrar las mejores oportunidades. En palabras de Sandrith “el mejor consejo que les puedo dar es que se la crean desde ya y que empiecen a construir su conocimiento, que no esperen a que les lleguen las oportunidades sino que se preparen para que cuando las oportunidades lleguen ustedes las puedan aprovechar”. A lo que Katherine se suma y agrega que “no le tengan miedo a vivir fuera de su zona de confort, en una cultura distinta a la propia. En mi caso yo estoy en China, una cultura completamente diferente a la colombiana, pero ahí es donde uno aprende habilidades no solo personales sino también profesionales”.