Las docentes e investigadoras Doris Amparo Barreto Osma, del programa de Psicología, Andrea Catalina Martínez Lozada, de Administración de Empresas y María Eugenia Bonilla, directora del Instituto de Estudios Políticos, IEP, de la UNAB, recibieron el nombramiento como integrantes del Comité Asesor de la Secretaría de Desarrollo de la Alcaldía de Bucaramanga, en agosto pasado. La UNAB es la única universidad privada de la región con representación en esta comisión. 

Este nombramiento se da gracias a la trayectoria de más de cinco años en implementación de proyectos con enfoque social que ha desarrollado la Universidad desde el IEP y UNAB Transformativa. “Para la UNAB, el hacer parte de este comité es un reconocimiento a su trabajo de proyección social y un reconocimiento al conocimiento y experiencia que han desarrollado sus docentes en el trabajo con comunidades menos favorecidas en la ciudad. Esperamos que el modelo que se está consolidando de UNAB Transformativa sirva de inspiración para construir mejores ecosistemas de innovación social para la transformación de realidades de nuestra región”, expresó Martínez Lozada. 

Para María Eugenia Bonilla, el objetivo de contar con la mirada y experiencia de la academia, obedece a la necesidad de orientar acciones de política pública. “La situación actual ha evidenciado que los sistemas de información con los que cuenta la administración para enfocar esfuerzos de intervención se quedan cortos, pues la coyuntura actual ha generado un nuevo grupo de vulnerables que requieren atención y respuesta pública, pero que no se encuentran en las bases de datos del Sisben, por lo que se hace necesario identificarlos y caracterizarlos, de manera que existan insumos que le permitan a la administración incluirlos como beneficiarios de sus planes y programas”.

El comité, conformado por personal de la Secretaría de Desarrollo Social, Secretaría de Hacienda, Imebu y docentes de universitarios, articulará soluciones que permitan lograr mayor impacto en las poblaciones beneficiarias de los programas sociales de la Alcaldía.

La presencia de la academia en este tipo de espacios es de gran de relevancia y beneficio tanto para las entidades oficiales como para las instituciones educativas.  En palabras de Doris Barreto “la Universidad tiene la responsabilidad de educar e investigar desde y para la transformación social, por tanto, esta es una gran oportunidad para aportar posibles soluciones a los principales problemas sociales de nuestras comunidades y este tipo de experiencias convertirlas en elementos de investigación aplicada y en transferencia de conocimientos en nuestras aulas de clase, de tal forma que nos permita una educación comprometida con el cambio social”.