La Universidad Autónoma de Bucaramanga tiene como propósito central formar integralmente personas autónomas, éticas y creativas, que contribuyan a transformar su entorno para construir una sociedad más próspera. En esta oportunidad destaca a los 1.600 agentes educativos y madres comunitarias en diversas regiones del país que se capacitaron en el Diplomado en Entornos y Estilos de Vida Saludable en la Primera Infancia, realizado entre 2018 y 2019 junto al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF.

Este proyecto de impacto social benefició tanto a los asistentes al diplomado como a sus tutores, así lo expresó Gessell Katherine Silva Estévez, tutora del proceso de cualificación en Santander, "una de las experiencias más gratificantes dentro de mi vida como profesional fue la participación como tutora en el diplomado, aportando conocimiento en función de la primera Infancia mediante la formación de agentes educativas y madres comunitarias, lo cual constituye un tema de vital importancia en el marco de la educación inicial. Este proceso generó fortalecimiento de condiciones, capacidades y prácticas en el talento humano de las diferentes modalidades de servicio, transformando sus saberes y construyendo estrategias, que favorecieron el desarrollo integral de los niños y niñas".

Este proyecto tenía varios objetivos, entre los que se destacan la formación de agentes educativos y madres comunitarias de los servicios de educación inicial y atención a la primera infancia y el fortalecimiento del talento humano que presta servicios de educación inicial, conocimientos y habilidades sobre entornos y estilos de vida saludable, que, a través de la reflexión sobre sus dinámicas, facilitarán el enriquecimiento de prácticas y patrones de cuidado seguro, con el compromiso de promover un desarrollo integral de niños y niñas en Colombia. 

Fue esencial la aplicación de diferentes metodologías pedagógicas del y para el aprendizaje, lideradas por profesores del programa de Enfermería UNAB, además, del apoyo administrativo y técnico junto al ICBF. 

“Realizar este Diplomado nos permitió explorar nuestras capacidades y comprender como nosotras desde nuestro rol en la UDS podemos ayudar a la búsqueda de metas con los niños y niñas”, expresó  Rosmary Amaya, una de las beneficiadas en Santander.

Hendrik Adrian Baracaldo Campo, director pedagógico y académico del proceso de cualificación, y profesor del programa de Enfermería UNAB, nos explica un poco los resultados de este esfuerzo realizado con el ICBF, “deja experiencias significativas en el reconocimiento de la educación inicial como un derecho fundamental de los niños y las niñas. Además, la vinculación de la familia y la comunidad en los procesos de fortalecimiento, permitió generar oportunidades viables y culturalmente aceptadas en el cumplimiento de los objetivos propuestos en cada territorio”.

Además de Santander, se beneficiaron personas en Bogotá D.C., Bolívar, Boyacá, Cauca, Cesar, Chocó, Nariño, Norte de Santander, La Guajira y Sucre. 

Adriana Socarras Ramos fue una de las tutoras que trabajó en la Guajira, ella nos cuenta lo gratificante que fue participar y apoyar a las personas de esta región, “mi experiencia como docente fue única e inolvidable. La Guajira tiene magia. Su gente es cálida, atenta y servicial. Llegar hasta Riohacha, Uribia, Manaure a brindar educación es muy agradable. Los estudiantes tienen disposición para aprender, trabajan con mucho amor y entrega. Defienden con orgullo su etnia y demuestran mucho interés de transmitir su conocimiento por medio de su trabajo de campo. Ellos se encargaron de poner en práctica todos los conocimientos adquiridos a través del diplomado en sus comunidades, resguardos, rancherías, donde el acceso es limitado. Pero donde llegaron a realizar su aporte para una mejor calidad de vida”.

Para Belkis Gómez, una de las asistentes al diplomado en la Guajira, una auxiliar de enfermería que brinda apoyo en salud y nutrición, explica lo gratificante que fue para ella la capacitación, “me siento muy feliz por la oportunidad que me dieron de ser parte de este lindo diplomado. Trabajo en la UT Anasu Sukuaipa Woumain II. Este proceso ha sido de gran ayuda a la hora de desarrollar mis actividades en campo y me ha ayudado a identificar caso de niños con malnutrición y promover estilos de vida saludable en comunidades indígenas en mi región. Me encantaría que continúen capacitando, ya que nos ayuda adquirir más conocimiento. Los felicito por el apoyo y emprendimiento. Además, agradecer a cada una de las personas que hicieron parte de este proceso entre el ICBF y la UNAB".

Al agradecimiento de Belkis Gómez se une el de Rosmary Amaya, como muestra del impacto positivo que tuvo este proyecto en todos los beneficiados,  “gracias por los conocimientos, los cuales nos ayudan a defender nuestras posiciones en el cuidado de los niños y niñas, proponer actividades en la búsqueda de los retos que se nos presentan todos los días”.

El impacto de este proyecto en cada una de los beneficiados, permite a la UNAB aportar al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible del entorno, a través del trabajo colectivo. Cada uno de los 1.600 agentes educativos y madres comunitarias aplicarán cada uno de los conocimientos para mejorar la calidad de vida de las personas a su alrededor. 

Tabla Técnica

Fecha 
Jul 9, 2020
Tipo 
Noticia