Por Lucía Estupiñán Garnica*

 

"Rin Rin Renacuajo", "Pulgarcito" y "El Gato con botas" son libros que han evolucionado en la forma como son contados. La literatura infantil cambió. Se imponen nuevas historias, colores vivos, más ilustraciones y hasta nuevas formas de contar. Aquí le contamos algunos de esos cambios.

En la feria del libro de Bucaramanga (Ulibro 2021)las editoriales infantiles son partícipes del lema Historias Asombrosas. Los cuentos de la literatura clásica se transformaron para convertirse en historias gráficas y con un lenguaje más sencillo. Sin embargo, las nuevas historias buscan ser populares a través de alternativas como videos, reproductores y gráficos llamativos.  

Evolución de la literatura infantil

Los libros infantiles han evolucionado desde sus materiales hasta la forma en que sus historias son contadas. Así lo manifiesta Rosa Edilia Villareal Barón, expositora de la editorial Tiempo de leer: “Antes del año 2000 los libros de los niños de 3 a 5 años no eran tan didácticos, eran solo texto e imágenes en blanco y negro. Ahora las imágenes son coloridas y a los niños se les enseña a leerlas, ellos creen que se les está leyendo”.

No solo los libros son el único lenguaje para conocer estas historias. Existen nuevas formas como cuentos didácticos que vienen junto con piezas electrónicas como memorias USB, vídeos o lectura en voz alta. Esta última es el caso de Wala Wala, un reproductor que permite grabar la voz de padre o madre al leer un cuento, luego sus hijos pueden oírlos cuando no estén presentes. Este dispositivo tiene forma de pera, para que el niño se familiarice con él. 

Los libros que dan instrucciones sobre cómo contar cuentos, en este caso, aquellos en el que el padre o la madre aprenden a entonar cada frase para llamar la atención de su hijo, es otra de las novedades en donde, ya que el narrador adquiere habilidades para interpretar los personajes que salen en las historias con distintos timbres de voz. 

Lecturas en los diferentes rangos de edad

Las nuevas tecnologías de aprendizaje son parte de la oferta literaria actual. Los libros sensoriales que cubren las etapas de los 0 a 18 meses de edad permiten que los niños desarrollen las funciones cognitivas. “De los 3 a los 5 años los libros gráficos pueden desarrollar la imaginación de los niños. Los colores llamativos y la presencia de personajes como animales incentiva a que el niño cree historias o situaciones en su mente”, afirma Villareal.

Desde los 6 hasta los 9 años, los niños se interesan por historias con más contenido, pero que mantengan gráficos que le permitan visualizar los personajes de las historias de los cuentos. Libros como “El niño que se atrevió a volar”, de José Martínez Sánchez, son apetecidos por este público. Asimismo, la literatura mitológica y de fantasía es atractiva para estas edades.

Los libros clásicos como el “Principito”, de Antoine de Saint-Exupéry, de Disney como el “Rey león”, “Las aventuras de Tom Sawyer” o “Sherlock Holmes”, no han perdido vigencia. Se han vuelto más ilustrados, con un vocabulario cercano, y añaden accesorios que permiten que el lector interactúe con la historia como juegos, videojuegos, block de notas, poster, accesorios escolares como lápices, borradores y cuadernos. 

Los niños de 10 a 12 años prefieren libros escritos por youtubers o gamers. Dentro de esta clasificación literaria, el libro más vendido en la oferta cultural bumanguesa es “Wigetta”, del youtuber Vegeta777, y “Willyrex”. El libro propone la historia de un juego interactivo y lleva al lector a involucrarse en el mundo de los videojuegos. Este ejemplar lo pueden conseguir en Ulibro, en el stand de la librería y papelería Atlantis Educación.

¿Se puede leer antes de nacer?

El feto desarrolla su sistema auditivo a partir del tercer mes. Logra escuchar los latidos del corazón de la madre, sus respiraciones y las voces se vuelven sonidos familiares para el bebé. Es por eso que las editoriales y librerías infantiles aconsejan leer durante el embarazo cuentos cortos. 

Melquicidec Bermeo Naranjo, distribuidor de la editorial Mundo Educativo Internacional, explica que se le inculca a la madre que le lea cuentos desde el periodo de gestación y ya cuando el bebé nace, “él tiene familiarizada la voz, y esto ayuda a construir el hábito de la lectura desde el nacimiento”.

Las editoriales recomiendan textos amigables y cortos. Cuentos que se repitan después del nacimiento del niño, Angélica Aldana de la editorial Laboratorio Educativo, afirma que “es importante que las mamás durante el embarazo lean textos relajantes, que las una más al bebé, libros sencillos porque es un acercamiento muy temprano a la lectura y cuando el niño nazca se anime a seguir leyendo”.

La feria del libro de Bucaramanga cuenta con tres estantes de literatura infantil, Milena Gómez, propietaria de la editorial Vaivén, afirma: “Nosotros estamos agradecidos con la feria porque desafortunadamente en Bucaramanga hay pocos espacios de este tipo y si hay gente con mucha necesidad de estar en un lugar donde encuentren buena literatura”.

Para ser partícipe de la muestra editorial y conversatorios puede dirigirse al Centro de Servicios Universitario. También, puede ingresar a Ulibro.com para disfrutar de la programación que ofrece la feria de libros de Bucaramanga.

* Estudiante de Comunicación Social  - Periodico 15