Las teleclases, alternativa cuyos objetivos son recuperar gradualmente presencialidad en los campus, aprovechar la infraestructura física y tecnológica de la Universidad, y además, brindar a los estudiantes una experiencia más cercana a la dinámica de clases regulares en las que que pueden interactuar en tiempo real tanto con sus compañeros como con el profesor. 

Con 75 cursos y 44 profesores iniciaron las teleclases en octubre pasado. Licenciatura en Educación Infantil, Comunicación Social, Administración de Empresas Dual y presencial, Derecho, Ingenierías Biomédica, Industrial, en Energía, Mecatrónica, Financiera y de Mercados, así como los departamentos de Lenguas, Estudios Sociohumanísticos y Matemáticas y Ciencias Naturales, hicieron parte de esta primera etapa. 

Antes de convocar a los estudiantes y definir cuáles cursos se iban a impartir con el uso de teleclases, se revisó la programación académica, se validó el estado de salud de los profesores para garantizar que pudieran regresar a los campus y se realizaron capacitaciones abiertas a todo el personal docente de la UNAB, con el fin de que se familiarizaran con esta opción que les permite dictar la clase desde el salón con todos los estudiantes conectados remotamente, o impartirla con una parte del grupo conectada desde sus casas y otra parte presente en el salón de clase, respetando las medidas de aforo y bioseguridad. 

“Los estudiantes remotos me manifestaron que sintieron como si otra vez estuvieran en clase en la Universidad, que verme al frente del tablero los hacía sentirse en clase otra vez, y los presenciales valoraron muchísimo el hecho de que estuviéramos allá en la Universidad. El espacio de las teleclases me pareció Interesante, diferente, no es un espacio sencillo de manejar al inicio para los profesores, pues nos toca desarrollar ciertas habilidades para poder mantener  la atención en los estudiantes presenciales y en los remotos. Es un reto para todos los profesores, mantener el contacto con todos implica tener actividades muy interactivas para tenerlos a todos conectados con el tema a lo largo de la clase”, explicó Andrea Catalina Martínez Lozada, docente del programa de Administración de Empresas. 

De manera similar afrima Claudia Marcela Molina Gómez, docente del mismo programa quien considera que “es normal que la atención iempre vaya a estar dirigida a las dos personas que están en el aula. Siento que no es difícil pero sí requiere de una planeación de actividades que permita que todos los estudiantes estén integrados y no que haya menos atención para aquellos que no se encuentran presentes en el aula”. 

Las teleclases cuentan con un sistema propio de reserva, para que los profesores puedan solicitar el espacio, y soporte tecnológico. En total son 55 salones en los campus de El Jardín, El Bosque, Centro de Servicios Universitarios (CSU), Foscal y La Casona, los cuales fueron dotados para tal fin.  

Alfredo Díaz Claros, director del programa de Ingeniería de Mercados y quien realizó teleclases con dos cursos, uno de ellos con 5 estudiantes  en el salón y 5 en modalidad remota, y el otro con 4 estudiantes presenciales y 6 en modalidad remota, califica esta experiencia como innovadora y retadora. “Es un reto para nosotros como profesores porque es hacer dos cosas a la vez, es decir, ser profesor presencial y ser profesor de clase remota al mismo tiempo. Por otro lado, fue un reto convencer a los estudiantes que era una alternativa que nos permitía tener esos espacios de práctica que no estábamos teniendo en lo remoto,  algunos tenían temor, otros no querían regresar y fueron poco a poco aceptando la invitación. Creo que esto abre nuevas oportunidades a las universidades para aquellos estudiantes que no tienen la disponibilidad de ir al campus y que sí lo pueden hacer de forma remota sintiendo esa presencia y acompañamiento del docente desde el aula de clase”. 

También se han realizado sesiones de teleclases en programas de Extensión con el Diplomado de Inversiones y en posgrados con la Especialización en Logística Integral. 

El sistema de reservas de aulas de teleclases está disponible en MiPortalU. Los profesores que deseen hacer uso de él pueden consultar la disponibilidad de los espacios por cada campus y solicitar soporte tecnológico antes y durante su teleclase a las extensiones 311, 312, 313 (campus El Jardín), 886 (campus La Casona) y 521 (campus El Bosque). 

Conozca aquí en video, la experiencia de otros docentes UNAB.