A la fecha, cuatro de las seis etapas del proyecto se han cumplido. Además, han logrado brindar consultoría técnica a la Asociación de Productores de Cítricos y Productos Agropecuarios de Simacota (Acitrisim), vincular a cerca de 36 estudiantes en la investigación y conformar un semillero de investigación que se encuentra dentro de los grupos de investigación Prisma y Tecnologías de la información (GTI) de la UNAB.  

“Lo que buscamos con Agriot es desarrollar un modelo de transferencia y apropiación de tecnologías del Internet de las Cosas para los agricultores colombianos de pequeña escala, que permita integración de experiencias de referencia, actores nacionales y potencialidades tecnológicas, para la construcción de las capacidades nacionales de innovación”, indica el director de Investigaciones de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), César Darío Guerrero Santander

La investigación ya ha cumplido con la caracterización del proceso de transferencia y apropiación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), la descripción de las prácticas de referencia para la transferencia y apropiación de las TIC, Ia identificación de las potencialidades de aplicación de las tecnologías del Internet de las Cosas (Iot) y la determinación de los actores relacionados al proceso de transferencia y apropiación de tecnologías en IoT. Actualmente los investigadores se encuentran trabajando en la construcción del modelo de transferencia y apropiación de tecnologías del IoT (etapa 5) y la prueba piloto dicho modelo (etapa 6).

De acuerdo con la coinvestigadora Leidy Yohana Flórez Gómez, las actividades de la prueba piloto se desarrollarán en los próximos meses en el departamento de Santander, específicamente en Simacota.

Desde 2018, año en el que nació, el proyecto Agriot, se ha caracterizado por abarcar diferentes disciplinas, “nutriéndose con uno de sus elementos principales: la integración de estudiantes pregrado, lo que ha dado paso a la creación del semillero de investigación. Estos estudiantes desde cada una de sus áreas de estudio, preparación profesional, conocimientos y habilidades enriquecen y aportan no solo la diversidad de áreas sino también las metodologías y formas que se puede abarcar un tema en específico”, explica Flórez Gómez.

Como resultado de este trabajo multidisciplinario, han surgido proyectos realizados por la comunidad estudiantil como lo son Samac, Rural UX y Ezagro.

En el equipo de investigadores también participan Johanna Pico Mendoza, coinvestigadora, y Maria Alexandra Espinosa Carreño, estudiante de doctorado

Tabla Técnica