“Ser artista Bosphorus Cymbals es un gran reconocimiento musical, tanto a nivel nacional como internacional, ya que esta empresa promueve la imagen y el desarrollo musical de cada uno de sus artistas; mediante su página web, redes sociales, eventos y tiendas musicales dentro y fuera del país”, expresó Edgar Martínez Torres, quien el 6 de julio de 2020 recibió una carta que le informaba que sería uno de los artistas de esta marca de platillos.

Este profesor de batería y percusión latina del Programa de Música y de percusión afrocolombiana de Bienestar Universitario de la UNAB, cuenta que la música llegó a su vida a los 13 años, gracias a la percusión folclórica y vallenata, “llevo 24 años en el mundo de la percusión. Y esto sucede gracias a la curiosidad que me producía ver agrupaciones en diferentes formatos musicales. De esta manera me motivé y empecé a imitar los movimientos y ejecuciones en cada uno de los instrumentos de percusión que escuchaba en el momento: congas, timbales, tambor alegre, caja vallenata, guacharaca, bombo y redoblante”, señaló. 

Cuenta que desde los 14 años empezó a tocar en orquestas de música tropical y agrupaciones vallenatas en Barrancabermeja, como Luis Mateus y la nueva generación, con la cual tuvo la oportunidad de viajar nacional e internacionalmente a países como Venezuela, Ecuador, Panamá y México. 

Estudió música con énfasis en batería en la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Luego de su pregrado continuó preparándose con grandes artistas como Ari Hoening (baterista), Mark Levine (pianista), Sebastián Shunke (pianista), Jeff Siegel (baterista) y el baterista Lukmil Pérez Herrera quién es un referente musical en su formación.

“Considero que la percusión es la columna vertebral de cualquier agrupación, ya que estos instrumentos son los que llevan el pulso y hacen parte de la sección rítmica. En cuanto a las dificultades, considero que son dos, la primera es el desarrollo de la independencia de las extremidades (manos y pies) y la segunda es el poder dominar la proyección y el balance del sonido”, explicó Martínez Torres. Durante su carrera musical complementó sus estudios de batería con el piano, siendo muy importante para su desarrollo melódico y armónico.

De acuerdo con el profesor, la marca de platillos Bosphorus Cymbals fue establecida en 1996 por tres maestros de platillos, Hasan Seker, Ibrahim Yakici y Hasan Ozdemir. Se llaman “Maestros” porque son los herreros de platillos más experimentados en Turquía, quienes todavía se encuentran trabajando.

Entre su recorrido musical se encuentran su participación en eventos como Festival Vallenato en Valledupar, Show de las Estrellas con la orquesta Fusión Latina, Festival de orquestas en Barranquilla con RH Positivo, el festival de jazz de Villa de Leyva. También ha sido asesor de percusión con el Ministerio de Cultura, integrante de Charlie and the Jazz Morgan, representó la música afrocolombiana en la embajada de Brasil con Afroobeats, acompañó a la cantante de USA, Chicago Typhanie Monique, entre otros.

Martínez Torres señala que su nombramiento como artista de la marca turca Bosphorus Cymbals ayudará al crecimiento exponencial de su carrera, “esto conduce mi carrera musical a otro nivel, proporcionándome nuevas experiencias y dejando mi nombre, junto con el nombre de la Universidad Autónoma de Bucaramanga en alto”.

Este músico, profesor y líder del grupo musical Edgar Martínez jazz trio, todavía tiene varias metas y sueños por cumplir, “mi meta es grabar una producción musical con temas propios. Y participar en el Festival de Jazz de Montreux – Canadá, dada la importancia del evento, y también ya que por ahí han pasado los grandes exponentes del jazz”.

A los futuros artistas de la percusión les recomienda disfrutar el proceso con dedicación para obtener excelentes resultados.

Tabla Técnica

Autor 
Fecha 
Jul 23, 2020
Tipo 
Noticia