Para potenciar la formación de los estudiantes del programa de Licenciatura en Educación Infantil de la UNAB, se llevó a cabo el primer seminario abierto (remoto) del segundo semestre del año 2020, el cual abarcó las competencias, las actitudes, los campos de desempeño y el perfil del educador infantil que requiere la escuela actualmente.

El Seminario se desarrolló a partir de la metodología de panel, en donde se contó con la participación de tres Rectoras de Escenarios Educativos de Bucaramanga y fue moderado por la profesora Joyce Pérez Ospina y Johan Camila Hernández, estudiante de octavo semestre del programa.

La actividad inició con la intervención de María Juliana Serrano Pinilla, fundadora y directora del Colegio 1-2-3 por mí. Serrano Pinilla es Magister en Educación con énfasis en cognición, creatividad y aprendizaje de la Universidad Javeriana. En su intervención expresó que la educación debe estar en constante transformación para ir más allá de las disciplinas tradicionales y pasar de lo local a lo global, por ello cree necesario la reflexión del docente en torno a su rol como agentes que trascienden y generan cambio. También resaltó la importancia de tener una mente abierta, flexible, asertiva, responsable, creativa, persistente, organizada, empática y sobre todo, creer que somos aprendices y arquitectos de contextos significativos. 

La fundadora, propietaria y directora de Biberonex Émois, Liliana Guerrero Núñez, especialista en Gerencia de Instituciones Educativas, realizó la segunda intervención. Guerrero Núñez expresó que el educador debe gestar y brindar amor a cada uno de sus estudiantes, por ello, se debe ser sensible, apasionado, cooperativo, creativo, resiliente, empático, crítico, responsable, con capacidad de escucha y de formación; igualmente, debe conocerse a sí mismo, conocer sus emociones, su carácter, su personalidad y su propia identidad para enriquecer y orientar a sus estudiantes y familias. Liliana, también reconoce la educación emocional, como un elemento fundamental para la formación de seres humanos íntegros, sanos, felices, con capacidades únicas por descubrir y potenciar.

El panel finalizó con la presentación de Mónica Ramírez Peñuela, rectora del New Cambridge School Bucaramanga, Magister en Educación de la Universidad de Saint Thomas de Houston. Su intervención inició con la pregunta: ¿cómo no hemos sido una las de las profesiones más importantes del mundo, si es por medio de la educación que se transforman y construyen vidas? al mismo tiempo, expresó que los valores son esenciales para la formación del Educador Infantil, los cuales enmarca la convicción, elementos éticos, flexibilidad, altas expectativas del docente frente a las habilidades de los niños y niñas y el respeto por las etapas de desarrollo, considerando que lo que pasa en la educación inicial determina el éxito del ser humano y lo potencia por el resto de su vida.

De igual manera dio a conocer las competencias del saber que debe tener el educador infantil, entre las cuales destaca la capacidad que tiene el docente para potenciar las etapas de desarrollo a partir de la tecnología, innovación, creatividad y las actividades rectoras de los niños (juego, literatura, arte, exploración del medio). Además, dio a conocer las competencias para actuar, las cuales comprende el vínculo y proximidad que se genere, el conocer y la planeación para ejecutar; la comunicación, colaboración entre pares, el acompañamiento a los cuidadores, el buen ser y el bienestar de todos los que hacen parte del proceso educativo.

Finalmente, hubo un espacio de diálogo entre las panelistas y los estudiantes del programa con el objetivo de abordar preguntas a la luz de las apuestas de cada una. En este espacio los estudiantes tuvieron la posibilidad de reflexionar y potenciar su formación como maestros para la Educación Infantil, en el marco de los desafíos que hoy la situación actual de salud pública ha dejado en evidencia para nuestros niños y niñas y su derecho a la educación. 

Desde el programa de Licenciatura en Educación Infantil, agradecemos la participación y dinámica de las 120 personas que hicieron parte de este espacio de diálogo, reflexión y saberes.

Tabla Técnica