La UNAB, después de 4 años de labores, concluye proyecto de ciencia y tecnología que benefició a 91 instituciones educativas localizadas en más de 80 municipios del departamento de Santander.

Con la experiencia obtenida con Ondas, el programa dedicado al fomento de la ciencia y la tecnología en los colegios de la región, la UNAB le apostó a un proyecto macro que uniera la comunidad educativa de colegios, universidades, comunidades y Estado, para el desarrollo de los territorios. “Sin temor a decirlo, creo que es el modelo más revolucionario que hay en Colombia para la educación no formal, fuimos capaces de crear una real comunidad de Ciencia, Tecnología e Innovación, una experiencia exitosa que hemos compartido con Colciencias y fuera del país”, expresó Miguel Ángel Hernández Rey, director de Investigaciones de la UNAB.

El programa logró una cobertura del 83 %, al llegar a 72 municipios de los 87 que conforman el departamento, 13 de los cuales fueron catalogados como zonas priorizadas para el postconflicto por parte del Gobierno Nacional.

La mitad de los recursos del proyecto fueron asignados a zonas rurales fuera de Bucaramanga. De repente los gobiernos locales y las organizaciones campesinas, encontraron en la ciencia un medio para establecer diálogos con los estudiantes de dichas zonas, quienes en su mayoría son hijos de campesinos. “Logramos que los más jóvenes se volvieran mediadores entre sus padres campesinos, que tal vez no tuvieron formación académica, y las instituciones y la ciencia que les podían ayudar a mejorar la producción en sus fincas y su calidad de vida”, declaró Cesar Aurelio Rojas Carvajal, coordinador de Generación Conciencia.

“Destacamos la presencia en regiones que estuvieron aisladas por el conflicto, de difícil acceso donde pocos programas llegan. Unisangil, la UCC de Barrancabermeja, Unipaz, y la UIS en cada una de sus sedes, siempre fueron nuestros aliados facilitando espacios físicos o la intermediación para contactar actores y convocar maestros. Así, al llegar a esos territorios no éramos ni UIS ni UNAB, sino éramos todos apostándole a Generación Conciencia”, añadió Rojas Carvajal.

La UNAB suscribió convenios para hacer entrega de los recursos a cada una de las universidades de Santander, de esta manera todas las instituciones educativas que mediante convocatorias se ganaron un especio en este proyecto, se vieron beneficiadas con estos recursos de la Gobernación de Santander. 

Una alianza sin precedentes entre las universidades de la región

Solamente en el departamento de Santander se logró adelantar un proyecto que integrara colegios, universidades y profesionales de diferentes áreas del conocimiento, entorno a la ciencia. Todo inició con la firma de una alianza entre las universidades, entre las cuales se acordó unir esfuerzos y sumar sus capacidades para adelantar el proyecto. A través de esta alianza firmada entre los rectores de las universidades de Santander, se conformó el comité departamental para el proyecto, integrado por los responsables de las áreas de formación para la investigación de cada institución.

Este trabajo colaborativo deja un balance positivo representado en 150 proyectos desarrollados en colegios, 1.437 integrantes de semilleros de investigación de las universidades, 28 jóvenes investigadores, 3 ferias nacionales, 3 regionales, 4 ferias departamentales y 12 intermunicipales, 4 eventos internacionales, 28 comunidades del saber (estructuras colaborativas de trabajo interdisciplinario), 419 productos de investigación y 163 proyectos desarrollados por Instituciones de Educación Superior.

Aliados del proyecto: Uniminuto, Unisangil, Unidades Tecnológicas de Santander, Universidad Manuela Beltrán, UIS, UCC, Universidad Santo Tomás, UPC seccional Bucaramanga, UDES y Unipaz.

 

 

Tabla Técnica

Fecha 
Dic 18, 2018
Tipo 
Noticia