Cristian Flórez, médico general UNAB 2005, especialista en  Gastroenterología de la Universidad Militar Nueva Granada 2012, estudió endoscopia terapéutica avanzada y enfermedad inflamatoria intestinal en Harvard. En la actualidad es jefe del servicio de Gastroenterología y Endoscopia Digestiva en el Hospital Militar Central de Bogotá, al tiempo que contribuye como docente de posgrado a la formación de nuevos especialistas en Gastroenterología en el país.

“La Universidad nos brinda un programa muy bien estructurado, sin embargo, la disciplina y la perseverancia son factores claves para lograr nuestras metas”.

¿Por qué elegiste el programa de Medicina de la UNAB frente a otros ofertados en el país? Porque me gustó mucho la organización del pensum y la calidad de los docentes, ya que contaban con muy buena trayectoria y experiencia, además de un campus único y nuevo.

¿Qué recuerdas de tus años como estudiante? Estuve en un grupo que se caracterizaba por ser muy unido, conocí grandes amigos y compañeros. La Universidad nos brindaba mucho apoyo con los sitios de práctica donde empezamos a abrir camino para las siguientes promociones dejando nuestra buena imagen y posicionando con buen nombre la Universidad.

¿Tuviste algún  curso o docente en tu proceso de aprendizaje que  recuerdes con especial afecto? Recuerdo a todos mis docentes con mucho aprecio, ya que ellos contribuyeron a mi formación y a ser el profesional que ahora soy. En básicas el Dr. Carlos Javier Uribe Mutis (Q.E.P.D.), fue nuestro profesor de farmacología, su sencillez y carisma nos hizo apreciar mucho esta materia, creo que sus enseñanzas académicas y de valores se complementaban muy bien. Ya en las rotaciones clínicas, creo que es donde se empieza a perfilar realmente nuestro proyecto de vida y a medida que vamos conociendo las diferentes especialidades médicas, vamos descubriendo que nos gustaría hacer el resto de nuestras vidas. En mi caso particular agradezco como mentor al Dr. Germán Tovar Fierro (Gastroenterólogo), de quien admiro su disciplina y la dedicación con sus pacientes, creo que eso me motivó a escoger esta especialidad.

¿Cómo fue tu primera experiencia laboral? fue con la misma Universidad, donde se abrieron unas plazas especiales para realizar el servicio social obligatorio y creo que fue una muy buena experiencia formativa ya que estuve muy enfocado en Medicina Interna y esto fue muy importante porque pude adquirir experiencia y madurez para iniciar mi residencia con mejor desempeño.

¿Qué consejo darías desde tu experiencia profesional a tus colegas que están a punto de graduarse? A los futuros colegas puedo aconsejarles “No olvidar  que Medicina es Vocación”. Tienen que ser siempre muy perseverantes y competitivos, hacer una especialización en Colombia no es fácil pero tampoco es imposible, es un sacrificio grande pero sin lugar a dudas vale la pena luchar por conseguirla  y se puede lograr. Las recompensas positivas siempre llegan cuando el trabajo se hace honestamente teniendo en cuenta todos los valores inculcados en nuestras familias y en la Universidad. Trabajar siempre en equipo es fundamental para seguir creciendo. 

¿Qué objetivos profesionales tienes pendientes? Me gustaría en un futuro cercano colaborar con la apertura de un programa de posgrado en Gastroenterología y Endoscopia Digestiva en la UNAB, para aportar mi experiencia formativa al desarrollo de nuevos colegas.

 

 

 

 

Tabla Técnica

Fecha 
Mar 24, 2017
Tipo 
Noticia